El gobierno federal pondrá topes a los precios del gas licuado de petróleo (LP) al público y creará la empresa “Gas Bienestar” destinada a distribuir gas LP a lo que consideren un precio justo, luego de las alzas observadas en los precios a público de los últimos meses, como consecuencia de las fluctuaciones del mercado global.

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó este miércoles que ante los altos precios del gas LP, tomó la decisión de crear una empresa -Gas Bienestar- para distribuir gas a precio justo, sin que las empresas particulares dejen de participar.

En su conferencia matutina, el presidente López Obrador explicó que la medida responde a que no ha logrado cumplir con su compromiso para que no aumenten los precios del gas LP.

El primer mandatario aseguró que existen cinco grandes empresas distribuidorasque se están quedando con márgenes de utilidad muy altos, y que en su conjunto distribuyen casi el 50% del gas LP en el país.  Dijo que con la creación de la empresa, que quedará constituida en tres meses, “no va a aumentar el gas más allá de la inflación”.

Estamos preparando la creación de una empresa para distribuir gas a un precio justo. ‘Gas Bienestar’ se va a llamar y se van a vender cilindros de 20 y 30 kilos”, dijo desde Palacio Nacional.

Sin embargo, garantizó que los privados continuarán con su participación en el mercado, para incentivar la competencia.

De igual forma, el mandatario advirtió que próximamente se establecerá un mecanismo para establecer precios máximos y que las medidas iniciarán en la Ciudad de México, dónde se han disparado más los precios.

“Mientras se establece un mecanismo de precio máximo, ya se está preparando la creación de una empresa para distribuir gas a precio justo, Gas Bienestar, y se venderán cilindros de gas a precios bajos, sin que particulares dejen de participar, pero que exista competencia”, aseguró López Obrador en su conferencia mañanera.

Además anunció que se comprarán cilindros, vehículos transportadores y se instalarán gaseras para su operación.

“Injustificadamente ha estado aumentando el precio del gas LP en el país. No he podido cumplir el compromiso de que no aumente el precio de los combustibles por encima de la inflación o lo he cumplido en gasolina y energía eléctrica, pero no en gas porque ha aumentado el precio por encima de la inflación”, aseveró.

AMLO dijo que la nueva empresa arrancará operaciones en la capital, dónde se encuentran los precios más altos, como en Azcapotzalco e Iztapalapa. Explicó que su gobierno no subsidiará la venta del gas pero que el margen de ganancia será pequeño y ello permitirá ofrecer el combustible a un menor precio que el actual.

Ver nota completa en El Economista