Ante la latente preocupación por la sobre-regulación, los precios fluctuantes del dólar y las deficiencias del suministro, todas éstas situaciones que están fuera de nuestro control en gran medida, no queda más que enfocarse en la logística. La logística siendo la ciencia encargada de la maximización del aprovechamiento de los recursos disponibles en el tiempo, es la parte más fundamental en cualquier negocio de distribución. En la Distribución de Gas L.P. definitivamente es la herramienta que puede hacer un negocio rentable o insustentable.

En el reciente Foro Mundial de Gas L.P. realizado en Houston, en una mesa redonda con distribuidores de Gas L.P. estadounidenses, colombianos y mexicanos, resulto muy interesante abordar el tema del “manguerazo” en México, a lo cual la reacción de las contrapartes americanas giraba en torno a la ineficiencia logística de semejante cúmulo de acciones aparentemente irrelevantes.

El manguerazo siendo una practica ilícita realizada por el operador de la pipa al obtener gas ya registrado por el medidor y que estaba acumulado en la manguera, por simple igualación de presiones para posteriormente vender ilícitamente el contenido a clientes extraños a la gasera. Todo lo anterior resulta en un daño a la imagen y credibilidad de la compañía en cuestión, así como pérdida de eficiencia para atender a los clientes legítimos. (“gas que nunca iba a vender nadie por haberse surtido ya” no es claro… además en realidad, la idea es que se le está robando al cliente un producto que ya pagó, y a la vez se le esta robando a la empresa tiempo que los despachadores están perdiendo en sus maniobras clandestinas en horarios de trabajo pagados..)

V = π R2 h

V=3.1416(.01272 * 45)

V= .0228 m3 = 22.8 litros

El contenido en una manguera de 1” de 61 metros es aproximadamente 25 litros. 20 pipas realizando cada una 4 manguerazos al día, en el que se llevan un tiempo aproximado de 20 minutos por manguerazo se traduce en 1,600 minutos al día perdidos en esta actividad. Estos 1,600 minutos equivalen a 26.67 horas entre 8 horas que dura el turno de una pipa. De modo que esta planta cubre el costo de 20 pipas, con los empleados y gastos respectivos y correspondientes, mientras realmente tiene paradas 3.33 pipas diarias debido a este fenómeno, o lo que significaría, el 16% de su parque vehicular resultando en pérdidas para la empresa.

Esto claro, sin considerar los casi 2,000 litros que se venden por fuera de los libros de la empresa al día, costeados por clientes que potencialmente podrían perderse debido a la falta de confianza generada al ser víctimas de este crimen.

Tras esta cumbre en la que pudimos intercambiar experiencias encuentro que la gran diferencia en la mentalidad de los americanos es su agudo enfoque en la eficiencia, lo que hace sus negocios más rentables, confiables y controlables; volviendo absurdas y arcaicas actividades como esta.

En la actualidad la forma más efectiva de controlar el manguerazo es a través de controles de flotilla y alarmas en los sistemas electrónicos utilizados para monitorear las operaciones de la unidad; desde lue- go la tecnología es parte crucial para lograr una ope- ración cada vez más eficiente, generando así mayor confianza y mejores ganancias.

Por : Ing. Miguel González