Nota del Editor

El Lic. Pedro Joaquín Coldwell ha sido el Secretario de Energía a lo largo de todo este sexenio, siendo ademas el implementador y operador político de la Reforma Energética, así como de los cambios mas sustanciales en los años recientes en el marco jurídico – regulatorio de la distribución de GLP. Nuestra buena relación previa, como autoridad y representante gremial, nos permitieron una entrevista abierta y en un ambiente muy cordial. Le agradecemos al Secretario Coldwell, así como a Daniel Guerrero, Jefe de la Oficina del Secretario, y a Víctor Aviles, Director de Comunicación Social de SENER

MXG.- Señor Secretario, ¿En que estado recibió usted la Industria del GLP cuando llegó a SENER?

PJC.- Al inicio de esta administración, la industria del gas licuado de petróleo se caracterizaba por contar con un precio controlado y único; este esquema no permitía reflejar los costos reales de la cadena de valor, siendo una de las principales consecuencias una restringida distribución de gas licuado en zonas rurales aisladas. 

La falta de suministro de gas licuado en regiones apartadas propició el uso de fuentes de energía primaria con una mayor huella ecológica como la leña y el carbón que afectan el medio ambiente y la conservación de bosques, a la par que aumentan la incidencia de enfermedades respiratorias principalmente en mujeres y niños. 

Además, el Gobierno Federal y PEMEX asumían los costos derivados del control de precios, lo que debilitó las finanzas públicas y generaba un uso irracional de este combustible.  

La falta de un precio de mercado inhibió la entrada de nuevos participantes en detrimento de la competitividad, además, PEMEX era la única empresa que podía importar gas licuado, lo cual limitaba las operaciones de abasto. 

Respecto a la producción nacional, en 2012 se empezaron a percibir los efectos de la declinación natural de los principales campos productores, la caída en la extracción de petróleo crudo y gas húmedo y en el declive en la producción de gas licuado de petróleo.

MXG.- Una de las herramientas principales para resolver temas en la Industria fue el FIRAGAS, ¿Podría platicarnos acerca de ello?

PJC.- En el año 2011 se creó el Fideicomiso de Reposición de Activos para la Industria de Gas L.P. (FIRAGAS) con la finalidad de reemplazar el parque de cilindros y vehículos ya obsoletos, que se utilizaban para la distribución de gas licuado, de esta forma se buscaba atender la falta de mantenimiento e inversión que significaba un potencial problema de seguridad para la industria de distribución y los usuarios finales. 

Entre las principales metas de FIRAGAS, se encontraban la de reponer a los usuarios de manera gratuita determinado número de cilindros obsoletos y tanques estacionarios en mal estado, además de sustituir auto-tanques, llevar a cabo el mantenimiento de todas las plantas de gas L.P. registradas en el país y a una parte importante del parque vehicular de distribución.

Estas medidas buscaban facilitar a un mayor número de hogares la posibilidad de renovar gratuitamente sus cilindros y tanques estacionarios, al mismo tiempo que los recursos invertidos en mantenimiento, permitían reducir el riesgo de accidentes de vehículos o en plantas distribuidoras.

Los resultados de la gestión del FIRAGAS permitieron dotar a la industria con infraestructura para brindar un mejor servicio, de calidad y seguro en beneficio de la población en general.

MXG.- La Reforma Energética trajo grandes cambios en las atribuciones de SENER en Gas L.P., ¿Pudiera abundar en ellos?

PJC.- Con la publicación de la Reforma Energética, la Secretaría de Energía quedó a cargo del establecimiento y la conducción de la política en la industria del Gas L.P.  Entre sus atribuciones está el otorgamiento de permisos para el tratamiento y refinación del crudo, y el procesamiento de gas natural. Por su parte, a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) le compete la regulación y el otorgamiento de permisos para el almacenamiento, el transporte y la distribución por ductos de petróleo, gas, petrolíferos y petroquímicos.

Desde enero de 2016, la SENER formalizó la entrega a la CRE de las actividades que realizaba anteriormente en materia de transporte, almacenamiento y distribución que no se encuentran vinculados a ductos, así como para el expendio al público de gas licuado de petróleo.

En materia de seguridad industrial, corresponde a la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente (ASEA) emitir la regulación y la normatividad aplicable, así como la protección al medio ambiente del sector. Con anterioridad, estas atribuciones de supervisión correspondían a SENER, quien a partir de finales de marzo de 2015 transfirió estas funciones a la ASEA. 

MXG.- Secretario, la mayor parte de las atribuciones en permisos de GLP se traspasaron a la CRE, ¿Cuál fue el espíritu de este cambio?

PJC.- Antes de la reforma, la CRE regulaba exclusivamente actividades de transporte y distribución de gas natural, transporte por ducto de GLP, los precios de venta de primera mano de Pemex y otorgaba permisos de generación eléctrica.

La Reforma Energética fortaleció a las instituciones existentes en este sentido, en materia de hidrocarburos, la CRE es responsable de la regulación de todo el midstream y dowstream, es decir: del transporte, distribución, comercialización y expendio de gas natural, petrolíferos y gas licuado de petróleo. 

Estas atribuciones se otorgaron en un marco que exige la mayor transparencia en las decisiones. Por esa razón, se adoptaron medidas como la transmisión pública de las sesiones del órgano de gobierno, y se establecieron reglas para normar las reuniones de los Comisionados con los regulados. 

MXG.- Uno de los cambios de la reforma fue la regulación del relleno total o parcial de cilindros en estaciones, ¿Podría hablar de ello?

PJC.- Hasta antes de agosto del año pasado, las operaciones de trasvase y manejo de gas licuado de petróleo por medio del llenado parcial o total de cilindros fuera de instalaciones no estaban reguladas dentro del sector hidrocarburos, lo que representaba un riesgo potencial para la integridad y seguridad de las personas que realizaban dichas operaciones, así como para la comunidad y el medio ambiente. 

A fin de poder regular estas actividades, en agosto de 2017 se publicó una Norma Oficial Mexicana de Emergencia que contiene las especificaciones y requisitos relacionadas a la seguridad industrial y operativa, así como en materia de protección al medio ambiente durante el diseño, construcción, operación, mantenimiento, cierre y desmantelamiento de estaciones de servicio para el expendio al público de gas licuado de petróleo, por medio del llenado parcial o total de recipientes portátiles a presión.

 

MXG:.-Sobre la liberación que se dió en las importaciones y el precio del GLP, ¿Qué nos podría comentar?

PJC.- Por lo que se refiere a precios, es un hecho que la apertura es muy reciente y que el mercado necesita tiempo para su consolidación y maduración. Observamos con mucho interés la evolución de esta industria, que debe demostrar su capacidad de evolución y ofrecer un servicio diferenciado de aquel que sostuvo en el modelo anterior a la brevedad, a efecto de que la sociedad en su conjunto perciba los beneficios del cambio. 

MXG:.-La producción de Pemex ha venido disminuyendo consistentemente en los últimos años, ¿como cree que afectará esto?

PJC.- La declinación natural de los principales campos productores del país generó la reducción en la producción de petróleo crudo y gas húmedo, ocasionando una disminución de la producción del gas licuado de petróleo en los últimos seis años. La recuperación de la capacidad de producción nacional es una prioridad en el actual modelo energético.

A la fecha hemos adjudicado 107 contratos petroleros, de éstos ya hemos empezado a observar los primeros frutos, ya contamos con la primera confirmación y dos nuevos descubrimientos de yacimientos petroleros en el Golfo Somero. De acuerdo con la información proporcionada por la Comisión Nacional de Hidrocarburos, se espera que la primera producción se de en el próximo año. 

En la certificación de reservas de este año es palpable los primeros efectos, por primer año la tasa de variación de las reservas probadas de gas natural (las de mayor certidumbre) fue positiva. Algunos de los proyectos tienen periodos de maduración más amplios como aquellos ubicados en aguas profundas, en estos la primera producción se espera después de los primeros 7 años.

MXG.- Secretario, ¿Cómo ve a la Industria del GLP después de la Reforma Energética?

PJC.- La Reforma Energética es una estrategia integral que busca a través de la entrada de nuevos participantes, generar mayor eficiencia en la industria y ofrecer al consumidor más opciones de calidad y precio. Este nuevo paradigma que nos trajo la Reforma, tiene como una de sus principales objetivos propiciar la creación y fortalecimiento de mercados energéticos, integrados por las empresas productivas del estado y por particulares que fomenten la competitividad en beneficio de los consumidores.

La Reforma Energética hizo posible que todas las actividades de la cadena de valor de gas licuado de petróleo, las pueden realizar compañías privadas, lo que permitirá gradualmente ir diversificando la industria nacional y con ello, proveer a los consumidores mexicanos de más y mejores opciones de calidad en el mercado.

En este aspecto, los consumidores ahora pueden acceder a la aplicación AmiGas desarrollada por la Comisión Reguladora de Energía para comparar los precios que ofrecen las diferentes compañías. A nivel distribución, se han eliminado las zonas exclusivas y ya se puede adquirir gas licuado en autoservicios.  

El mercado de distribución está aprendiendo a competir de forma efectiva, lo cual esperamos se traduzca en poco tiempo en mayores beneficios para la población. 

MXG.- Secretario Coldwell, ¿Donde cree usted que radican los desafíos para los distribuidores de Gas L.P. en esta nueva época?P

PJC.- Se han adoptado medidas que impulsan la competencia en el sector, por ejemplo, maximizar el uso de la infraestructura existente desarrollada por PEMEX, mediante temporadas abiertas de los activos de almacenamiento y transporte de gas licuado. Asimismo, entre las recomendaciones de la COFECE se señala que los permisionarios de almacenamiento privados también deberán otorgar acceso abierto a sus instalaciones a otros particulares. 

El uso eficiente de la infraestructura existente podría generar menores costos en la logística de transporte, toda vez que el uso de las pipas es muy elevado. 

La industria tiene como reto lograr una mayor penetración del gas licuado en el sector carburación, dadas las ventajas económicas de utilizarlo como combustible automotriz. 

Por otra parte, se deben continuar y profundizar los esfuerzos para mejorar el acceso de la población que utiliza leña y carbón para sustituirlos con combustibles más limpios como el Gas L.P. Al respecto, el Gobierno Federal con el apoyo económico de la industria privada ha realizado acciones para entregar más de 8 mil 500 equipos de cocción de alimentos a base de Gas L.P. a familias mexicanas en situación vulnerable, con lo que además de reducir su consumo de combustibles vegetales, se incrementa su calidad de vida.

Además, ante la declinación natural de los campos productores de gas húmedo y su consecuente efecto en la producción de gas licuado, nos enfrentamos ante la imperiosa necesidad de incrementar los inventarios del país, que nos permitan fortalecer la seguridad energética nacional y con ello asegurar el suministro continuo y confiable de la molécula.  

MXG.- ¿Algún comentario final Señor Secretario?

PJC.- Quiero agradecerle a la revista “MéxicoGas” por esta entrevista y, particularmente a Octavio Pérez, que nos haya acompañado a lo largo de estos seis años en la construcción de la nueva política de Gas L.P. Siempre encontramos en él un representante empresarial abierto, dialogante y participativo.