Editorial 44. EL USO DE LA LEÑA EN CONSUMO DOMESTICO

Uno de los temas de actualidad en nuestro sector es el de la sustitución del consumo de leña por Gas L.P., que ha estado recientemente en los discursos oficiales.

¿Porqué es importante ese tema? Por muchas y poderosas razones que afectan directamente a nuestros consumidores, y en segundo término a nuestras empresas.

De acuerdo a datos del Banco Mundial 2,800 millones de personas en el mundo dependen exclusivamente de combustibles sólidos para su subsistencia. En México se estima que es el 10% de la población, entre los segmentos más necesitados en áreas urbanas marginadas y rurales.

El consumir leña para cocinar provoca más de cuatro millones de muertes al año y más de 41 millones de personas gravemente enfermas en ese mismo periodo.

Un dato más de los efectos del uso de leña es que en los países de bajos ingresos más de la mitad de las muertes por infecciones respiratorias asociadas a la contaminación del aire en interiores se producen en niños menores de cinco años, ya que cotidianamente se quedan en su hogar en el momento que se cocina.

En nuestro país todavía no se establece un programa de subsidios focalizados para los consumidores, a pesar de que esta administración ha expresado su voluntad en ese sentido.

Este programa debería tener como propósito apoyar a aproximadamente el 25% de las familias mexicanas, que o bien consumen leña permanentemente o lo hacen cuando sus economías no les permiten acceder al Gas L.P.

El propósito del gobierno es que el gas natural cada vez más sea accesible a sectores industriales y densamente pobladas y el gas l.p. atienda sus mercados tradicionales pero se enfoque cada vez más en una labor social, llegando a todos esos sectores que ningún otro combustible moderno puede atender. Para que esto suceda los programas de apoyos se deben establecer antes de un año.

Resulta terriblemente injusto que sean los más pobres los que sufren los deterioros en su salud por el uso de la leña, y doblemente injusto que sean las amas de casa y los niños las principales víctimas de esta circunstancia.

El establecimiento de un subsidio no solo tendrá una lógica económica, ya que el subsidio se autofinancia por los ahorros en gastos de salud de la población, sino que además seria una medida con un profundo sentido de justicia social que cambiaría la vida de millones de mexicanos.

Esto urge.

Ing. Octavio Pérez Salazar

Presidente Ejecutivo AMEXGAS

By |2015-01-28T20:26:03+00:00January 28th, 2015|Categories: Editorial|Tags: , , , |Comments Off on Editorial 44. EL USO DE LA LEÑA EN CONSUMO DOMESTICO

About the Author: